Lady gaga y Polly, ejemplo de adopción responsable

Lady Gaga y su novio

Parece que Polly es un gato con mucha suerte al cruzarse por su camino una estrafalaria rubia que lo sacaría de la calle, esperemos que para siempre.

Del peligroso y triste ambiente callejero, ahora este gatito deberá acostumbrarse a un mundo completamente distinto, lleno de movimientos, luces y emoción, pues el nuevo hogar de Polly es nada más ni nada menos que la casa del protagonista de The Vampire Diaries, Taylor Kinney

Taylor es un amante de los gatos, pero la causa de que recibiera ese inesperado y agradable obsequio de manos de su novia, Lady Gaga, fue para que no se sintiera tan solo durante la mega gira que la artista va a realizar a nivel mundial y que incluye más de 100 presentaciones.

Lady gaga

A muchos sorprendió esta faceta tan cariñosa de Lady Gaga para con los animales, ya que no solo tomó a Polly, lo bautizó con ese nombre, y lo alojó en casa de su novio, sino que además le pidió a Taylor que amara al gatito y que realmente lo apreciara.

Tal vez este romanticismo se deba a la etapa sensible que la cantante está pasando, durante la que incluso ha declarado sus deseos de ser mamá y formar una familia. Pero el caso es que Polly fue adoptado con todas la de la ley y responsablemente, brindándosele un hogar y mucho cariño.

Esperemos que este caso de la hiper famosa celebridad sirva de ejemplo y propague la costumbre de adoptar gatos callejeros o de albergues antes que comprarlos, y sobre todo, hacerlo responsablemente.


Escribe un comentario