La masoterapia

Existe una técnica llamada la masoterapia, que puede ayudar a prevenir muchísimas enfermedades en tu mascota. Este tratamiento consiste en darle a tu mascota un tratamiento a punta de masajes, para prevenir enfermedades de tipo óseo, muscular, circulatorio y hasta enfermedades de su comportamiento como depresión, pereza, entre otras.  Aunque es un tratamiento muy sencillo y cero invasivo, te recomiendo que consultes con tu veterinario antes de empezar a darle cualquier tipo de masajes. De esta manera evitarías producirle algún dolor o empeorar una situación.

Si tu veterinario ya ha examinado a tu gatito, y decide que no hay problema que empieces a practicar masoterapia en su cuerpo, debes empezar a preparar todo el ambiente y a tu mascota, para que por los próximos 10 minutos, como máximo el animalito pueda relajarse, mantenerse tranquilo y estar relativamente quieto.  A continuación deberás empezar a acariciarle su cabeza, realizando una suave presión con tus yemas de los dedos, para estimular ciertas partes de su cerebro.

Es importante que mientras acaricias cada parte de su cuerpo, trates de visualizar, como le trasmites energía positiva, llena de amor, de salud y de paciencia a tu animalito. De esta manera, podrás ayudar a que sus músculos y en general todos sus órganos se relajen y se recuperen en caso de estar desgastados o enfermos.  Lo mejor de este tipo de masajes, es que ayudarán a mejorar el vínculo con tu mascota y crear un lazo de confianza y apego difícil de romper.

Es recomendable que estos ejercicios y masajes, los realices diariamente a la misma hora, para que el animalito se acostumbre y lo vea como una rutina, así estará dispuesto y tranquilo cuando llega la hora de los masajes y de la masoterapia.


Escribe un comentario