La llegada de un nuevo gato con otras mascotas en el hogar

nuevo gato

En un principio puede resultar complicada la llegada de un nuevo gato al hogar en el cual hay más gatos o animales. Simplemente hay que armarse de paciencia y dependiendo la mascota. Es más fácil presentar a un cachorro que a una mascota adulta, ya que el gatito no es una amenaza para un animal que ya vive en la casa, y asume inmediatamente un lugar más bajo en la jerarquía.

Si es un cachorrito es más que probable que acepte una nueva situación y a menudo adoptará posturas pasivas, como tumbarse boca arriba para evitar una confrontación, y el adulto no le atacará.


No obstante la mascota que esté en el hogar con la llegada de un nuevo gato estará compresiblemente celosa, por lo que se puede esperar malas caras al principio e incluso cambios de conducta. Para que los celos sean pasajeros se debe acariciar a ambos animales por turnos, para transferir sus aromas del uno al otro. Los gatos cuentan con un olfato muy desarrollado, por lo que eso servirá para unirlos.

Es cierto que hay que prestar un poco de más atención al veterano, porque es quien sentirá peligrar su feudo. Tampoco hay que dejarlos solos hasta que no se esté seguro de que ambos se aceptan y son amigos. Lo mismo vale para presentar a un gato adulto, aunque aquí hay que tener más cuidado de que no surjan situaciones agresivas que puedan terminar en peleas.

Si por el contrario la mascota que hay en el hogar es un perro, hay que tener especial cuidado porque puede causarle daño al gato e incluso matarlo si es muy pequeño, y si es un gato adulto puede dañar al perro. En estos casos se tienen que ir viendo progresivamente e igualmente acariciando a ambos a la vez para que se familiaricen con los olores.


Categorías

Curiosidades

Rosa Sanchez

Puedo decir que el gato puede ser el mejor amigo del hombre. Rodeada siempre de ellos me impresionan y me maravillan por la gran capacidad que tienen... Ver perfil ›

Escribe un comentario