La función de los bigotes del gato

Gato con bigotes

Los gatos tienen un cuerpo especialmente diseñado para la caza, y una de su partes fundamentales son los bigotes. Estos pelos rígidos se podría decir que son una extensión de su sentido de la vista, ya que gracias a ellos puede calcular mejor las distancias.

Sin embargo, éste no es el único que secreto que ocultan. ¿Quieres saber cuál es la función de los bigotes del gato? Seguro que te sorprende.

Los bigotes se encuentran a ambos lados de la nariz, donde se pueden contar un máximo de 24 y un mínimo de 16 vibrisas (así se les conoce científicamente). Si bien son pelos, éstos son muy diferentes al pelaje que cubre el cuerpo del animal, pues tienen la peculiaridad de que son muy sensibles al tacto y se insertan, además, a una profundidad tres veces mayor. De hecho, son tan importantes que si se les cortasen, su calidad de vida empeoraría notablemente, ya que les son muy útiles para ver y, por lo tanto, para calcular las distancias.

Como los gatos tienen problemas para ver con nitidez los objetos cercanos, gracias a los bigotes pueden tener una idea más o menos clara de lo que tienen delante, pues han aprendido a girarlos de tal modo que, cuando las vibrisas tocan el objeto, enseguida llegan al cerebro estímulos táctiles que el cerebro convertirá en una imagen en tres dimensiones, incluso en la oscuridad.

Gato naranja

Por cierto, ¿sabías que tienen además bigotes en otras partes del cuerpo? Concretamente, se pueden localizar en la parte posterior de las patas, en la barbilla y por encima de los ojos. Lugares perfectos para poder relacionarse mejor con otros gatos… y con nosotros. Sí, sí, los bigotes también les sirven para comunicarse. Por ejemplo: si los tienen hacia abajo, relajados, significa que están tranquilos; en cambio, si está hacia delante es porque está alerta.

¿Conocías estas curiosidades sobre los bigotes del gato?


Categorías

Curiosidades

Monica Sanchez

Considero a los gatos unos animales magníficos de los cuales se puede aprender mucho de ellos, y también de nosotros mismos. Se dice que estos... Ver perfil ›

Escribe un comentario