La Desungulación En Gatos


Las uñas de los gatos son una parte esencial de estos animalitos. Gracias a ellas pueden caminar correctamente, pueden defenderse ante cualquier ataque, jugar, trepar buscando un lugar seguro, desestrezarse utilizándolas para rascar, en fin, si la naturaleza se las dio no hay por qué quitárselas.

Sin embargo hoy en día,  existe un procedimiento llamado Desungulación, que consiste en la extracción de la uña mediante una operación quirúrgica. Es un procedimiento bastante cruel y doloroso para nuestra mascota, ya que para eliminar la uña se debe cortar parte del dedo, la carne que lo rodea, el hueso que tiene la raíz de la uña  y el cartílago que sostiene a cada una. Es una operación tan dolorosa que se duerme por completo al animalito utilizando anestesia general.

Después de este procedimiento quirúrgico y al estar expuesto al anestésico, nuestro gatito se despertará mareado, con mucho dolor y angustia. Entre las complicaciones de esta operación se encuentran: cojera permanente en alguna de las patas, hemorragias, infecciones en la zona operada, y hasta huesos astillados como causa de un procedimiento mal hecho.

No obstante hay otras opciones menos nocivas para su mascota, diferentes a esta terrible y cruel práctica de Desungulación:

  • Puede optar por cortar semanalmente las uñas de su gato, teniendo cuidado de no cortar la vena que está dentro de la uña, ya que esto produciría una hemorragia que deberá parar de inmediato.
  • Las uñas postizas son otra opción que evitarán que su gato arañe todo lo que encuentra a su alrededor. Como se pegan a la uña no le ocasionará ningún tipo de dolor a su mascota.
  • Enseñarlos a usar el rascador será siempre la mejor opción, se puede enseñar esta práctica desde que son pequeños y no tendrás más problemas con muebles dañados en tu casa.

Escribe un comentario