La costumbre de tener la boca abierta

La costumbre de tener la boca abierta

Cuando observas a una persona con la boca abierta te darás cuenta que está sorprendida por algo, pero en el caso de los gatos lo que sucede es algo más interesante. Los gatos cuentan con un sistema que le permite olfatear y paladear al mismo tiempo.

Si quieres entender la relación que existe entre el olfato y el gusto diremos te contaremos que los felinos cuentan con un órgano que se conoce como órgano voneronasal. Se refiere a una estructura tubular que permite capaz de percibir sustancias químicas, situada detrás de los incisivos superiores, en el cartílago del septo nasal (que es una pared que divide ambas fosas nasales). Este órgano permite que los gatos puedan paladear las partículas gaseosas generalmente perceptibles por el olfato y no por el gusto.

Al conectarse con el cerebro, las áreas partes que se asocian con diferentes comportamientos y así la información recibida por el órgano vomeronasal se trasmite al sistema límbico, una zona especializada en las sensaciones.

El aire que pasa por esta estructura no llega a tomar ninguna pose concreta, en muchos casos genera que el gato permanezca con la boca abierta.

Esto es un comportamiento muy sutil que en ocasiones no es percibida por sus dueños, generalmente se usan para analizar la orina de otros animales o para conocer la condición sexual de las hembras.


Categorías

Curiosidades

Maria

Trabajo como editora de contenidos desde hace un largo tiempo, disfruto escribiendo acerca de diferentes temáticas y siento una gran curiosidad... Ver perfil ›

Escribe un comentario