La cama del gato

cama gato
La zona de descanso para el gato es muy importante, será aquella donde se sienta cómodo, y sobre todo, tranquilo y sin sobresaltos que puedan generarle estrés. En cuanto a la cama ideal, el mercado tiene destinado para los gatos un gran surtido de camas y sistemas para dormir que pueden acomodarse en cualquier lugar de la casa.

Si nos ponemos a buscar y pensar cual es la mejor cama, nos podemos perder entre un forro de peluche, una colchoneta, grandes, pequeñas y de todos los tamaños. Si bien solemos comprarle la cama sobre nuestros gustos, la realidad es que se debe elegir en función del tamaño del gato.

Se puede decir que hay dos tipos de camas especialmente adecuados, las hamacas y los iglús. Las primeras son aquellas que se cuelgan mediante un soporte metálico de los radiadores y que suelen utilizar tanto en verano como en invierno, si bien es en esta época fría del año cuando resulta envidiable verlos tan a gusto al calor de los radiadores.

Otro de los modelos preferidos por los gatos es el de tipo iglú, muy similar a las casas de los esquimales, dado que a los gatos les gusta estar en madrigueras y bien resguardos. Como sucede con las camas normales, hay un surtido de iglús para todos los tamaños y modelos, pero como ellos carecen del sentido estético que tenemos los humanos, la elección depende de nosotros.

Eso sí, su ubicación debe ser bien elegida, ya que si lo colocamos en un emplazamiento que no es de su agrado, lo más probable es que no lo use, por lo tanto, hay que buscarle el lugar ideal que le guste a él.

También suele pasar que, a pesar de tener su cama, su descanso lo realice en los lugares menos insospechados.


Categorías

Gatos

Rosa Sanchez

Puedo decir que el gato puede ser el mejor amigo del hombre. Rodeada siempre de ellos me impresionan y me maravillan por la gran capacidad que tienen... Ver perfil ›

Escribe un comentario