Kattenstoet, un curioso festival que no hace honor a los gatos

Desfile durante el Kattentoet

En una ocasión te hablamos sobre lo mal que la pasaron los gatos en la Edad Media, época en la que se le atribuían influencias diabólicas y se lo asociaba con la brujería, por lo que frecuentemente eran perseguidos, maltratados y hasta arrojados en las hogueras. Y, aunque no lo creas, aun sobrevive un tradición proveniente de este pensamiento tan abstracto!

La misma se llama Kattenstoet, y consiste en un festival celebrado cada tres años, donde el principal espectáculo es ver como arrojan un montón de gatos desde el edificio antiguamente más alto de Ypres, el campanario de Cloth Hall.

Aunque en la actualidad solo se trata de gatos de peluche, que el publico se desvive por atrapar, muchos aun advierten que este tipo de festividades podrían alentar la intolerancia o agresividad contra los auténticos gatos, pues aunque sea todo fiesta y alegría, lo que se está recreando no es otra cosa que una matanza de gatos basada en antiguas e irracionales creencias.

Peluches de gatos arrojados durante el Kattentoet

Pero en fin, este 13 de mayo la capital de la región belga de Westhoek volverá a festejar otro Kattenstoet con algarabía y la presencia de muchos visitantes además de la población local.

Las actividades ocupan todo el día, y abarcan desde búsquedas del tesoro para niño, espectáculos musicales, desfiles alegóricos y hasta la simulación de una quema de brujas que se da justo después de la tirada de gatos.


Escribe un comentario