Juegos para Gatos


Como siempre hemos mencionado, el ejercicio y la alimentación son piezas fundamentales en el correcto mantenimiento de una mascota, y que de ellos depende en gran medida la salud y el perfecto funcionamiento de su sistema inmunológico, el día de hoy, les traemos algunos juegos que pueden ayudar a ejercitar a su gatito y hacerlo muy feliz.

Ya que los gatos son bastante curiosos y juguetones, presta atención a los siguientes juegos que te traemos en esta entrada para que los pongas en práctica y disfrutes con tu amiguito.

  • La varilla movediza: consigue una varilla de madera y átale un cordel de cuerda muy fin pero resistente, que tenga mas o menos 1 metro de longitud. En la punta, debes asegurarte de atarle cosas que creas que van a llamar la atención de tu mascota, como por ejemplo, plumas, campanitas, o juguetes ruidosos. El juego consiste en que el gato no te quite la varilla pero que la persiga y haga de todo para atraparla. Seguramente tu gato te agradecerá este tipo de actividad, en la que no solo puede compartir contigo sino ejercitar su cuerpo.

  • Luces saltarinas: Trata de conseguir uno de esos apuntadores de laser, que tienen una luz roja para señalar en pizarras o en exposiciones. Si no lo tienes o es bastante costoso y difícil de conseguir trata con una linterna. El juego es bastante simple, empieza a prender el laser o interna y apunta a un lugar en el suelo, vas a ver que tu gatito empezará a tratar de perseguir y atrapar la luz. Terminará muy cansado pero muy contento.
  • Cazador: Si eres de aquellos que se ausenta mucho tiempo de su casa y tiene miedo de que su gato haga travesuras en su ausencia, puedes esconderle sus galletas favoritas (sin que el se de cuenta)  alrededor de la casa, de esta manera se entretendrá solito mientras usted llega a casa.

Un comentario

  1.   una gata dijo

    El láser es un muy mal juego para los gatos. Terminan muy frustrados porque nunca consiguen cazar su presa, no es real, no tiene cuerpo. Es bueno para que gasten energía, sí, pero sólo si hacemos que consiga atraparla enfocándola en otro juguete. Si sólo persigue el láser sin alcanzarlo no terminaremos con un gato contento sino bastante ansioso

Escribe un comentario