Insuficiencia renal en gatos

Gato triste

Uno de los problemas más serios que pueden tener los gatos es la insuficiencia renal o fallo renal, que es la incapacidad que tienen los riñones de realizar su trabajo de manera adecuada. Pueden tenerla prácticamente todos los animales, de modo que si tus peluditos ves que están tristes y que orinan más de lo normal, habrá llegado el momento de preocuparse.

Cuanto antes se haga un diagnóstico más efectivo será el tratamiento y antes podrán recuperarse. Por ello, te explicamos todo lo que debes saber sobre la insuficiencia renal en gatos.

Síntomas de insuficiencia renal en gatos

La insuficiencia renal es una enfermedad silenciosa. Cuando aparecen los primeros síntomas a menudo ya está afectado el 75% del riñón, lo que sumado a la capacidad que tienen los gatos de ocultar el dolor, supone un agravante. Así pues, hay que estar muy pendiente de cualquier pequeño cambio en los animales.

Los síntomas más frecuentes son:

  • Pierden apetito y peso: comen cada vez con menos frecuencia.
  • Aumento del consumo de agua: si beben más de lo normal, podremos estar casi seguros de que algo pasa con sus riñones.
  • Orinan más de lo normal: al beber más agua, van más a su arenero.
  • Vómitos: los vómitos son síntoma de muchas enfermedades, pero si lo hacen primero de forma esporádica y después cada vez más frecuentes, podemos sospechar que les ocurre algo.
  • Letargia: a medida que la enfermedad avanza, los gatos están más apáticos, tristes y sin ganas de nada.

¿Cómo se trata?

Si tus gatos presentan cualquiera de los síntomas mencionados, es muy importante que los lleves al veterinario, con una muestra de orina. Allí, lo examinarán y le harán un análisis completo. En el caso de diagnosticarse la enfermedad, el profesional te recomendará hacerle un cambio de dieta, dándole un alimento bajo en fósforo y sal.

Puede ser necesario darles vitaminas del grupo B, antioxidantes, potasio y ácidos grasos omega 3.

¿Se puede prevenir?

Sí, pero no del todo. Darles una alimentación de calidad, sin cereales ni subproductos, ayudará a que todos los órganos del cuerpo funcionen de manera correcta durante muchos años. Sin embargo, no se puede evitar el envejecimiento, por lo que es muy aconsejable llevar a nuestros gatos mayores (a partir de 8 años) a que les hagan una revisión anual.

Gato triste

Esperamos que te haya sido útil 🙂 .

Todo para tu gato
Cuida a tu gato como se merece con estas recomendaciones que te hacemos y que le encantarán. Además, puedes aprovechar alguna de las ofertas que hay ahora mismo disponibles:
CamasÁrbolesComida

Categorías

Enfermedades

Monica Sanchez

Considero a los gatos unos animales magníficos de los cuales se puede aprender mucho de ellos, y también de nosotros mismos. Se dice que estos... Ver perfil ›

Escribe un comentario