Grumpy, una gata digital

Grumpy

Hoy os presentamos a una gata muy curiosa: Grumpy. Está valorada en un millón de dólares, y no es que esté hecha de oro, pero sí que es un auténtico tesoro para sus propietarios, los cuales suben vídeos a Youtube de ella, que son vistos por millones de personas. Y por si esto fuera poco, han escrito un libro con su nombre llamado ‘‘Grumpy cat: grumpy book”, e incluso apareció en el documental titulado Lil Bub and Friendz, e incluso se rumorea que van a hacer una película, similar a las del gato ficticio Garfield.

No cabe duda de que la fiebre de los gatos digitales está en aumento, y de hecho, cada vez son más los que suben vídeos de sus preciosos amigos felinos a diferentes redes sociales.

Dado que estamos en verano, qué mejor que dejar el siguiente enlace de la protagonista de hoy:

Y, bueno, ¿por qué se ha hecho tan famosa os preguntaréis? Parece que está cabreada, y ese es motivo más que suficiente para que a la gente le guste. De hecho, su libro fue uno de los más vendidos según el New York Times, además, el número de seguidores de Grumpy no deja de aumentar.

Pero… ¿qué sabemos realmente de ella? Bien, pues su nombre real es Tardar Sauce. Nació en abril del 2012 en Estados Unidos. Es una gata que padece enanismo felino, además de tener los dientes mal alineados de nacimiento. Según los propietarios, es una gata normal el 99% de las veces. Durante el 1% restante hace sesiones de fotos -una vez por semana-, y hace de protagonista de vídeos que posteriormente se subirán a Youtube.

¿Qué opinas sobre este tema? Hay quien dice que, a diferencia de quien tiene perros, los gatos no se pueden sacar a pasear. Es por eso que algunos lugares de Internet se han convertido en parques para los propietarios de gatos, que disfrutan hablando y presumiendo de las habilidades de sus felinos.


Categorías

Noticias

Monica Sanchez

Considero a los gatos unos animales magníficos de los cuales se puede aprender mucho de ellos, y también de nosotros mismos. Se dice que estos... Ver perfil ›

Escribe un comentario