Golpe de frío en gatos

En este momento en muchos lugares del mundo se encuentran despidiendo el verano para darle la bienvenida a las bajas temperaturas de otoño y por supuesto de invierno. Es por este motivo que debemos empezar a proteger a nuestros animalitos domésticos de un golpe de frio, que aunque pocos conocen, es un tema bastante serio, que debe tener la atención adecuada y el tratamiento de un especialista.

Cuando la temperatura ambiental desciende fuertemente, es importante saber que lo más probable es que la temperatura corporal descienda  también, por lo que muchas personas consideran que deben inmediatamente tratar de subir la temperatura del cuerpo de sus animalitos, sin embargo esto es un error fatal que podría costarle la vida a su gato.

Si tu animal ha estado fuera de casa mucho tiempo y se encuentra con una temperatura corporal muy baja, deberás tratar de subirla muy lentamente, ya que el ascenso brusco en la temperatura corporal podría generar lesiones por isquemia, ya que estaríamos produciendo una  vasodilatación rápida en esas zonas donde va llegando el calor. Esto produciría que al volver a circular la sangre, empiecen a liberarse radicales libres que pueden dañar las membranas celulares, matando tejidos y células. Así que no olvides, debes hacer este proceso de calentamiento de manera muy lenta.

Otro punto muy importante a tener en cuenta, es que en el momento en que el animalito empieza a moverse, seguramente sus reflejos no estarán de la misma manera como de costumbre, puede parecer un poco entumecidos, incluso pueden tener problemas para digerir alimentos o tomar líquidos. Es por este motivo que te recomiendo que no trates de alimentarlo ni de ofrecerle líquidos, ya que podría ser riesgoso para su salud, podrían terminar aspirando más de lo que le estamos dando y podrían ahogarse.


Escribe un comentario