Gatos y vecinos

 

Solemos disfrutar de nuestra mascota, pero quizás al vecino de al lado no le haga mucha gracia ver a nuestro gato rondando por sus macetas. Tenemos que intentar ser más respetuosos con los demás e intentar que el gato no vaya y venga de casa en casa.

En la mayoría de las comunidades, hay un gato por cada dos o tres casas y hasta su número aumenta cuando en un hogar hay más de un gato. Al mismo tiempo, otras personas pueden tener perros en vez de gatos como mascota. Algo que complica aún más que nuestro gato vagabundee como pedro por su casa, ya que habrá enfrentamientos entre animales y peleas importantes.

Así que, si tu gato suele salir a dar un paseo libremente por el vecindario, intenta ponerle en el collar un dispositivo para saber en todo momento donde se encuentra, con su nombre y la dirección de tu casa por si llegara a perderse. Ayudarás a que otras personas lo identifiquen y puedan comunicarse contigo para devolverte la mascota que anda por su casa tan campante.

Hay que tener cuidado, tanto de personas que odian a los animales, como a posibles accidentes que pueda sufrir nuestro animalillo al cruzar la carretera. El número de muertes por atropellos de coches y envenenamientos, es más elevado que el de muerte natural. Por ello es mejor prevenir que curar ante está situación.


Escribe un comentario