Gatos Thai

La raza de gatos Thai, son originarios de Tailandia (la antigua Siam) y en tiempos antiguos era considerado un gato privilegiado en la corte real.  Aunque muchos conocen estos animalitos también como los gatos siameses tradicionales, ya que son una variedad de la misma rasa siamesas,  estos animales son diferentes, sobretodo en su aspecto físico. Los gatos Thai son mucho más robustos y compactos y menos estilizados que los gatos siameses, aunque ambos cuentan con un temperamento y carácter bastante similar.

El cuerpo de los gatos Thai es proporcionalmente musculado, tienen un aspecto atlético, tienen unas patas finas y con un tamaño proporcional a su cuerpo. La cola es bastante fina, desde la base hasta la punta de la misma, aunque su terminación es redondeada. Hay que destacar que a diferencia de los gatos siameses, los gatos thai no tienen una cola en forma de látigo.

El pelaje de estos animalitos es muy corto y pegado al cuerpo, muy suave y denso. Generalmente podremos encontrar a estos animales en colores como el Seal Point, Lila Point, Chocolate Point y Blue Point.

Los gatos Thai tienen un temperamento muy similar al de los gatos siameses como ya lo habíamos mencionado. Son gatos muy cariñosos, juguetones y expresivos, bastante sensibles y un poco nerviosos, por lo que es recomendable que se les trate siempre delicadamente y con mucha dulzura. Si estas pensando tener estos animalitos en tu casa debes saber que es importante no dejarlos solos por mucho tiempo ya que requieren de compañía y mimos debido a su carácter. También necesita que jueguen con el y que de vez en cuando se realicen actividades físicas para desarrollar su agilidad y vitalidad.


Escribe un comentario