Gatos siameses, curiosidades de la raza

 

 


Los gatos siameses, al margen de ser una raza muy independiente, es una de las razas que más les gusta, a los amantes de los gatos, tener en sus casas. Sin embargo, son pocos los que conocen algunas de las curiosidades de esta raza.

Por ejemplo, los gatos siameses eran gatos reales que pertenecían a los reyes de Tailandia y estaba prohibido sacar esos gatos del país o incluso del palacio. Pero debido a varios sobornos, una persona consiguió llevarse una pareja de gatos y, en Inglaterra, se dió la primera camada.

Esos gatos recibieron el nombre de "gatos de pesadilla" porque eran muy diferentes de los demás.

Otra curiosidad que tiene esta raza son las manchas en sus patas, cola, nariz y orejas. Se dice que, cuando morían los reyes, se dejaba en la tumba un orificio para que entrara el gato y así transmitirle a él o ella la sabiduría de la persona (de ahí esas manchas).

Fuente: Sologatos.


Escribe un comentario