Gatos que Muerden


A diferencia de los perros, que generalmente muerden debido a su naturaleza dominante, la agresión de los gatos se asocia frecuentemente a su actividad juguetona.

Los gatos, rara vez se comportan agresivamente, pero es probable que si se sienten provocados reaccionen violentamente.

Los gatos son animales muy sensibles y fiables. Casi nunca actúan sin razón. Por esta razón las mascotas que muerden o empiezan a rasguñar todo excesivamente, desarrollan estos hábitos debido a la negligencia de sus dueños, ya sea porque no les han marcado lo límites o porque les han enseñado comportamientos inapropiados.

Por ejemplo, ¿cuántos de nosotros no hemos jugado con las manos con nuestra mascota? Es importante ensenarles desde pequeños que las manos no son juguetes, tampoco debemos jugar con ellas con nuestras mascotas, ellos se acostumbrarán a arañarlas y a morderlas.

Otra de las razones por las cuales nuestro gato puede empezar a morder, es la inhabilidad que tenemos los seres humanos para entender el lenguaje corporal de nuestro animal. Aunque a ellos les encanta que nosotros los acariciemos y mimemos, algunas veces pueden sentirse hastiados de las caricias. Por esta razón nos envían señales a las que debemos prestar atención: orejas tiradas hacia atrás y azote de la cola. Si nosotros no hacemos caso a estos avisos probablemente seremos mordidos o arañados por nuestro gatito.

No obstante, no sólo los dueños somos responsable de esta actitud agresiva, una causa médica también puede llevarlo en algunas ocasiones a morder. Es importante prestar atención a cualquier herida en su piel, o dentro de sus orejas (puede tener ácaros o pulgas que le causen estrés),  que este provocando un comportamiento anormal y agresivo en su gato.

Ante cualquier cambio de comportamiento de su gato, es de vital importancia consultar con su médico de confianza.


Escribe un comentario