Gatos en navidad

 

 

 

Ahora que las navidades están a la vuelta de la esquina lo más normal en algunos niños es pedir a Papá Noel o a los Reyes Magos una mascota, ya sea un gato o un perro (las más solicitadas).

Sin embargo, cuando nos traen como regalo ese gatito pequeñito, no nos damos cuenta de que también tenemos una responsabilidad ya que los gatos crecen y se hacen mayores y eso, muchas veces, no se cuenta por lo que te encuentras con un gato adulto que puede suponer un estorbo.

Mayor estorbo es un gato cuando te tienes que ir de vacaciones, momento en el cual muchos acaban abandonados porque les estorba para irse tranquilos de vacaciones, o bien porque los niños se han cansado ya de la nueva mascota y ahora prefieren otras cosas.

Cuando se adopta una mascota, incluso cuando se compra, hemos de ser responsables de ellos. Es una vida que tenemos que cuidar y de la que depende su supervivencia. No es algo que podamos tirar cuando no nos haga falta o ya no queramos.


Escribe un comentario