Gases en los gatos: causas y soluciones

Gato en el campo

Los gases en los gatos suelen ser un problema al que no damos mucha importancia hasta que empiezan a ser muy olorosos. Por lo general, son una parte natural del proceso digestivo, pero cuando se presentan otros síntomas, es probable que la salud del peludo empiece a requerir atención.

Veamos cuáles son las causas, síntomas y soluciones de los gases en los gatos.

Causas de los gases en los gatos

La mayoría de los gases provienen de la ingesta de aire, por lo que una de las principales causas es que el gato come muy deprisa, ya sea porque compite con otro gato para conseguirla o incluso por estrés. Otra de las razones es porque se haya puesto a comer justo después de haberse pasado un rato corriendo y haciendo ejercicio. Pero no son los únicos motivos.

Una dieta alta en trigo, maíz o derivados pueden causar un exceso de gases. A este respecto, hay que decir que los gatos son carnívoros, y su sistema digestivo no puede digerir bien estos alimentos. Además, si se les da leche o productos lácteos, también pueden acabar expulsando gases. Y, por cierto, hay que evitar que se acerque a la basura, ya que podría comer alimento en mal estado y sentarle mal. También hay que cepillarlo a diario, pues de lo contrario correría el riesgo de que se le formasen bolas de pelo, y como consecuencia de ello, podría tener gases.

Los parásitos intestinales y las enfermedades gastrointestinales también pueden ser una causa de que el gato tenga este problema.

Síntomas de gases en gatos

El 99% del gas intestinal es inodoro, por lo que saber si nuestro gato tiene problemas digestivos no siempre resulta fácil. Pero no te preocupes, aquí tienes la lista de los síntomas más frecuentes:

  • Vómitos
  • Diarrea
  • Falta de apetito
  • Pérdida de peso
  • Abdomen hinchado
  • Ruidos en el tracto gastrointestinal

Remedios caseros para los gases en los gatos

Si los gases de tu gato han pasado a convertirse en un problema, y sobretodo si sospechas que tiene alguna enfermedad, debes llevarlo al veterinario para que lo examine. Pero en casa también puedes hacer una serie de cosas, como por ejemplo las siguientes:

Evita darle lácteos

La leche de vaca tiene lactosa, que es un azúcar que los gatos no pueden digerir pues no producen la enzima necesaria para ello, la lactasa. Se debe de evitar darle leche y otros productos lácteos de origen animal, a excepción de aquellos que no tengan lactosa.

Dale una dieta pobre en fibra y cereales

La mayoría de piensos para gatos tienen un alto contenido en fibra y cereales, que si bien son fuentes de proteínas, estos animales no pueden digerirlas bien. Para evitar que tu gato tenga gases, es recomendable darle un pienso que sea rico en proteínas de origen animal y pobre en cereales y derivados.

Gato negro oculto

Los gases en los gatos pueden suponer un problema bastante incómodo, pero con estos trucos seguro que consigues solucionarlos 🙂 .


Escribe un comentario