Factores desencadenates que incitan a un gato a morder

 

 

Los posibles factores desencadenantes que incitan a un gato a morder, por ejemplo, puede ser el tocar y molestar al gato cuando está dormido.

Los gatos no suelen inicialmente ser los pioneros en morder a las personas, pero si se les molesta, se defienden con las únicas armas que tiene sus uñas afiladas y la boca con sus respectivos colmillos.

Por último, hay que tener en cuenta este comportamiento como un posible problema. Pues puede que el gato más tarde comience a silbar y bufar, delante de nosotros con una actitud fiera y desafio.

El mal comportamiento va aumentando al igual que la excitación, especialmente cuando se sienten que no tienen el control de sus estímulos o se ven acorralados y sin libertad.

Tenemos que tener mucho cuidado con ello, ya que podemos encontrarnos con alguna que otra sorpresa bastante desagradable si nos enfrentamos al gato en ésta situación. Debemos ir despacio y dejar que se vaya si lo vemos muy alterado y con las orejas hacia atrás.

Cuando el gato esté más tranquilo podremos acercarnos, siempre con cautela, hacia él sin peligro de que nos ataque de nuevo.


Escribe un comentario