Enseñar a Mi Gato


Antes de empezar a trata de educar a tu animalito, es muy importante que recuerdes que éste no es un ser humano como tú y como yo, pero que al igual que cualquier otro ser vivo, merece mucho respeto, consideración y atención. De igual manera, es importante que sepas, que aunque no es un humano, el gato te verá a ti como un gato de mayor tamaño, por lo que debes tratar de intentar ver las cosas desde su punto de vista para lograr entender la razón por la cual tu mascota hace algunas cosas o se comporta de cierta manera. Otro de los puntos importantes a tener en cuenta, antes de empezar a educar a nuestro gatito es, recordar que por ningún motivo, debemos golpear, gritar o tratar mal a nuestro animal.

Lo mejor es que durante el aprendizaje no golpeemos al animal, ya  que aunque no lo creas, las palabras tendrán un mayor efecto en su enseñanza que un golpe. A estos animales, además de hablarles y enseñarles con palabras monosilábicas como ¨si” o “no”, también podemos hablarles con frases más largas y elaboradas, sobretodo si hacemos cambios en la entonación, que ellos entenderán con facilidad. Sin embargo, te recomiendo que nunca olvides que estos animales son muy independientes y que por ende, no podrás enseñarles de la misma manera en la que le enseñas a otros animales domésticos como los perros.

Por ejemplo, es poco probable que logres conseguir que tu gato vaya hacia ti, con solo darle una simple orden, como lo haría un perro. Pero, si empiezas acariciándolo cariñosamente, cepillándolo siempre con ganas, si compartes tiempo con él y le juegas, lo más probable es que cuando llegues a casa, se sentirá feliz de recibirte y cuando lo llames para que venga a tu lado, se acercará rápidamente a tu lado. Los gatos funcionan de esta manera, y solo obtendrás lo que tu quieres, si le das a ellos, lo que ellos quieren.

Recuerda que ningún animalito se acercará o te hará caso, si le gritas, o lo castigas ante cualquier comportamiento que vaya en contra de lo que le estas enseñando, por el contrario podrías conseguir que se vuelvan agresivos, miedosos, e inseguros.


Escribe un comentario