En Rusia prefieren a los Maine Coon

El carisma y encanto de los gatos Maine Coon es indiscutible. Considerados como uno de los gatos más grandes del mundo, llegando a superar fácilmente los 10 kg, el Maine Coon se ha convertido recientemente en el felino favorito de toda Rusia.

Con su origen, como lo indica su nombre, en el estado norteamericano del Maine, esta raza de gatos se considera el resultado de la cruza entre un gato común y un lince, de ahí la curiosa y característica cabeza, y especialmente, sus orejas puntiagudas. 

Y no solo su cuerpo es grande, sino que también lo es su desarrollo, tardando un Maine Coon normal unos 4 años en desarrollarse por completo. Y parece que todas estas características han favorecido entre los rusos a esta raza de gatos, que representa alrededor del 50% de todos los felinos participantes de las exposiciones rusas, elevándose el número de adquisiciones anuales a más de 10.000 ejemplares.

De esta forma, esta raza, en apariencia agresiva pero muy gentil en los hechos, destronó al gato británico que desde 1995 estuviera en el podio de las mascotas predilectas, pero el Maine Coon no podrá cantar victoria por mucho tiempo, pues las preferencias como vienen, también van, y ya los rusos están demostrando mucho interés en los gatos birmanos.


Escribe un comentario