Cómo elegir la cama para el gato

Gato en cama

Tu nuevo amigo va a pasarse muchas horas durmiendo, sobretodo si todavía es un cachorro, por lo que necesita una cama que sea cómoda, pero que también sea fácil de limpiar. Pero a veces puede resultar muy complicado elegir una, ya que hay muchos modelos y hay varios que son realmente bonitos.

Por ello, te voy a decir cómo elegir la cama para el gato, para que así te sea mucho más fácil llevarte a casa lo que sin duda será su lugar de descanso favorito.

Mejor dos camas que una sola

El gato no duerme siempre en un mismo lugar, por lo que es aconsejable tener dos o más camas colocadas en diferentes rincones del hogar. Además, si vives en un clima donde en verano hace mucha calor y en invierno hace frío, vas a ver como él mismo se duerme en sitios más frescos o más cálidos dependiendo de las temperaturas que haya.

Así, la ”cama de verano” debe de ser tipo alfombra, abierta, hecha con un material que no absorba mucho la calor corporal (como sí lo hace la lana, por ejemplo). En cambio, la ”cama de invierno” puede ser tipo cueva, hecha con materiales suaves, como algodón o lana.

¿Es la cama lo suficientemente grande?

Gato grande en cama pequeña

Si has traído un gatito a casa, ahora de momento puede dormir tranquilamente en una cama pequeña, pero… cuando crezca, ¿le seguirá sirviendo? Aunque puede que le cueste separarse de su ”cunita”, como parece que le sucede al peludo de la imagen superior, lo más recomendable es comprar camas pensando en el tamaño adulto que alcanzará dentro de unos meses. Así te ahorras un poco de dinero, lo cual siempre viene bien, ya que no tendrás que comprar de pequeñas.

Escoger un modelo o varios de cama de gato es algo muy personal. Pero con estos consejos tu gato y tú disfrutaréis de su descanso 🙂 .


Categorías

Trucos

Monica Sanchez

Considero a los gatos unos animales magníficos de los cuales se puede aprender mucho de ellos, y también de nosotros mismos. Se dice que estos... Ver perfil ›

Escribe un comentario