El Parto y la Lactancia de los Gatos


Si tu gatita se encuentra embarazada y falta poco para que tenga sus cachorros, no debes preocuparte, ya que lo más probable es que no tengas que hacer nada durante el parto. Todas las razas de gatos son suficientemente capaces de tener ellas solas sus gatos, ya que la naturaleza es bastante sabia y les dicta qué es lo que deben hacer, así sea una gata primeriza. Sin embargo es importante que la lleves donde tu veterinario antes de dar a luz, para que tu veterinario te indique ciertos cuidados que debes tener en cuenta durante el parto .

Es importante que tengas presente que los gatitos nacen con los ojos cerrados, y tardan aproximadamente 10 días en abrirlos. Además, sus primeros días consistirán únicamente en dormir, y comer con gran avidez, mientras que tu gata irá cambiando su temperamento y forma de actuar contigo, se mostrará menos juguetona y menos cariñosa, incluso, podría llegar a mostrarse recelosa y un poco agresiva si intentas acercarte y tocar a los recién nacidos.

Debes tratar siempre de ser muy cuidadoso y respetuoso, tanto con la gata, como con sus cachorros recién nacidos. Si quieres tocarlos o cargarlos, debes aprovechar los momentos en que la gata no se encuentra cerca para hacerlo, ya que ella necesita un tiempo para volver a confiar en ti como lo hacia antes. Pasados algunos días, todo volverá a la normalidad, y podrás tocar a los bebés con plena naturalidad sin temor a que su madre te arañe o se muestre agresiva.

De igual manera, recuerda que la lactancia de los gatos, puede llegar a durar mes y medio, pero a partir de las 3 semanas de vida de los animalitos, podemos empezar a ofrecerle alimentos blandos, colocándolos en una cuchara y acercándoselo a la nariz para que puedan olerla y sentirse atraídos por esta.


Escribe un comentario