El maullido de los gatos

El maullido de los gatos

Los gatos se comunican de muchas formas distintas entre ellos y con otros animales, incluido el ser humano. Su lenguaje corporal nos confiere mucha información sobre su estado de ánimo al igual que  el ronroneo, el bufido, el gruñido y el maullido. El  maullido es el sonido que emite el gato que se transcribe onomatopéyicamente como «miau». Los expertos aseguran  que un gato es capaz de emitir alrededor de 60 tipos de maullidos con sus respectivos significados.

Los gatos se comunican entre ellos con una especie de lenguaje rudimentario, incomprensible para nosotros.  Los gatos domésticos  maúllan más que los salvajes, ¿Porque?,  Pues porque los gatos no maúllan para comunicarse entre ellos, maúllan para comunicarse con los humanos, así expresan lo que necesitan. Si un maullido no es suficiente para conseguir lo que quiere, entonces el felino aumentará la  frecuencia hasta obtener el propósito.

En realidad el maullido es un sonido propio de la infancia felina, pero con la domesticación los gatos lo han aprovechado para adiestrarnos, ¿interesante, no? Los gatos  son animales muy sigilosos a parte de ser grandes maestros del camuflaje, mediante el maullido nos expresan su estado anímico, solicitan nuestra  atención, reclaman algo en concreto, como agua ó comida, muestran sus ganas de jugar, su incomodidad, etc.

Podemos diferenciar tres tipos de maullidos, aunque el maullido de cada gato es personalizado y en función de su duración, entonación e intensidad, quieren decir una cosa u otra.

  • Maullido fuerte, se producen cuando un gato se comunica con otro gato.
  • Maullido suave, cuando se comunica con su dueño, son mas cortos, a veces susurros, aunque si no consiguen lo que quieren pueden ser agotadores.
  • Maullido prolongado y fuerte, se dan en la época de celo.

Si  prestamos atención a los maullidos  de nuestro gatito y a su lenguaje corporal podremos entender mejor sus peticiones, al igual que el gato  capta nuestro estado de ánimo, es posible llegar a establecer una especie de vínculo mágico que nos una más a él.

Más información – ¿Cómo apaciguar el maullido de tu gato?, Mi gato no para de maullar, Las orejas del gato y su lenguaje corporal


Escribe un comentario