El Lenguaje Corporal de Nuestro Gato


Así como hemos oído que nosotros los seres humanos, tenemos nuestro propio lenguaje corporal, y que a través de este podremos deducir mucho acerca de una persona, los gatos, y en general los animales tienen su propio lenguaje corporal. Sin embargo, es mucho más difícil conocer el estado de ánimo de tu gato, que el de cualquier otro animal doméstico, pero si logras prestarle mucha atención a sus movimientos y a sus gestos lograrás conocer mucho mejor a tu mascota.

Al igual que sucede con los perros, cuando los gatos tienen la cola levantada significa que se encuentran felices y a gusto, pero cuando la cola se encuentra caída, significa todo lo contrario, es decir, tristeza, miedo, o simplemente enfermedad. Si la cola de tu gato, por ejemplo, esta como inflada o más gruesa de lo normal, te recomiendo que te alejes un poco y permanezcas atento, ya que podría encontrarse un poco enojado o enfadado y estar listo para lanzarse hacia ti y atacar.  Si esa misma cola se menea de un lado a otro, no pierdas de vista al animal, el también estará alerta viendo cada paso que das para luego dar un paso hacia ti.

De igual manera, si tu gatito se sienta en tus piernas con los ojos entre cerrados, parpadeando muy lentamente e incluso ronroneando, significa que se encuentra a gusto y que puedes acariciarlo para hacerlo todavía más feliz.  Si además de esto empieza a bostezar, no lo tomes como que tu gato está aburrido, simplemente significa que esta muy tranquilo y se siente seguro y cómodo a tu lado.

Pero además de la posición de su cola y de sus ojos, es importante que estés pendiente de la posición de sus bigotes. Si empiezas a notar que sus bigotes se mueven rápidamente, significa que se encuentra preparado para cazar, ya sea a una mosca que le vuela cerca, o un pequeño bicho o insecto que ya detectó.


Escribe un comentario