El importante control de población felina

Gatitos

Los gatos que viven en la calle forman grupos sociales llamados colonias felinas. En cada una de ellas puede haber más de 10 gatos, los cuales siempre se encontrarán por la misma zona. Por lo general, sólo mostrarán una actitud social con aquellos que se encargan de darles de comer y de beber todos los días, pero puede haber excepciones: por ejemplo, un gato que se ha criado con humanos pero que por diversas circumstancias ha acabado en la calle, es probable que no huya de las personas.

Estas colonias deben de ser identificadas y controladas, a fin de garantizar que todos los miembros se encuentran en buen estado de salud y estén castrados/esterilizados para evitar que más gatitos acaben viviendo en la calle.

En España son muy pocas las comunidades autónomas que permitan dar de comer a los gatos callejeros, y prácticamente todas ponen condiciones para que eso se pueda hacer. De hecho, sólo les pueden dar de comer con algo de tranquilidad las Protectoras.

Los gatos son animales que cada época de celo tienen crías. Puede ser una, pero también pueden ser seis. Cada 5-6 meses la gata se puede quedar embarazada, y si en cada embarazo tiene una media de 4 gatos… al año son 8 gatitos. Y estamos hablando sólo de una gata. Es por ello que es sumamente importante castrar/esterilizar tanto a machos como a hembras, pues así se evita que esos gatitos acaben atropellados o envenenados.

Gato

Un gato castrado, aunque sea callejero, no participará en peleas felinas, algo que disminuirá el riesgo de contraer enfermedades. Además de la castración, también es muy aconsejable vacunarlos. Y, sólo en el caso de que los gatos sean sociables (es decir, que sean mansos, que hayan vivido con algún humano), se les buscará un hogar.

Estos pequeños felinos son animales muy inteligentes, pero cuando se trata de vivir en la calle, si se les proporciona comida, agua y unos mínimos cuidados, podrán ser de verdad felices.


Escribe un comentario