El gato no tiene una estructura de jerarquías

jerarquias
La relación entre el hombre y el gato, a diferencia de lo que ocurre con los perros, no se afianzan en una estructura social jerárquica. Esta ausencia de jerarquías es la razón de que los gatos establezcan con su propietario una relación de tú a tú similar a la que establecen con otros gatos, como cuando se frotan sobre una pierna, como por ejemplo, cuando tras su ausencia retorna a casa.

El gato, tremendamente celoso de su independencia y libertad, desarrolla en relación a cada persona un comportamiento derivado del aprendizaje por acumulación de experiencias positivas y negativas.


La relación depende de sus primeras experiencias. Salta encima del rezago en cuanto se sienta en el sofá, porque siempre fue bien recibido y acariciado, por el contrario no lo hará si éste, por un casual, fuma y la primera vez que lo hizo le molestó el humo.

El gato tiene una enorme facilidad para convertir estos comportamientos aprendidos en un ritual que repiten siempre con la persona concreta que lo inició. Aunque también los humanos inconscientemente le podemos crear rituales, por ejemplo, cuando el gato maúlla y se le abre la puerta para salir.

En muchos aspectos el minino adulto tiene una conducta que tenía con su madre, un fenómeno que en etología llaman neotenia a la persistencia de características infantiles, tanto físicas como de comportamientos, en un animal adulto. Cuando el gato amasa, ronronea o chupa nuestra ropa actúa como lo haría con su mamá gata. El gato doméstico maúlla cada vez que quiere obtener algo de su propietario.

Un gato doméstico adulto es, en cierto modo, un bebé gatito toda la vida, alimentado, aseado, dependiente, confiado, curioso y sociable.


Categorías

Curiosidades

Rosa Sanchez

Puedo decir que el gato puede ser el mejor amigo del hombre. Rodeada siempre de ellos me impresionan y me maravillan por la gran capacidad que tienen... Ver perfil ›

Un comentario

  1.   Angelka dijo

    Soy una cat lover me interesa saber más acerca de los gatos …

Escribe un comentario