El gato, la mejor terapia para niños

Niña con gato

Desde hace unos años los gatos no sólo se encuentran en las casas, sino también ayudando a los que más lo necesitan: ancianos, enfermos que están en los hospitales, o niños. Estos animales sacan lo mejor de nosotros, y además, nos mantienen ocupados, por lo que gracias a ellos nos sentimos útiles y sobretodo, queridos.

Son un apoyo tanto físico como psicológico, por lo que sin duda, el gato es la mejor terapia para niños.

Y es que los beneficios de la terapia con gatos son muchos y muy variados, de entre los cuales destacamos:

  • Vuelven al niño más empático: los gatos no juzgan, sólo te miran con esa carita tan dulce que tienen buscando un poco de cariño. Su carácter tranquilo hace el resto.
  • Mejoran su estado: cuando están enfermos, a menudo dirigen sus pensamientos en su enfermedad, pero si tienen un gato cerca, es fácil que dejen de dedicar tiempo a pensar en eso y dediquen su tiempo a cuidar del animal.
  • Les disminuye la presión arterial: interactuar con el gato, es decir, si se le acaricia y/o si se le habla, la presión baja.
  • Se comunican mejor con su terapeuta: cuando los niños pasan un tiempo con los gatos, poco a poco su autoestima va aumentando, así como su confianza. Al hacerlo, se consigue que expresen sus sentimientos. Así, el terapeuta puede ayudarle.
  • Le hacen sentirse útil: es probable que quiera preparar su comida y jugar con él, lo que sin duda es un motivo de peso para que el niño disfrute de la compañía del gato.

Niño con gato

Los gatos son unos compañeros excelentes. Pueden ayudarte en cualquier situación, incluso aunque lo estés pasando mal. Saben cómo conectar con tu auténtico ”yo”, y qué deben hacer para que, poco a poco, vayas teniendo días buenos. Porque ellos son unos compañeros ideales. 😉


Categorías

Curiosidades

Monica Sanchez

Considero a los gatos unos animales magníficos de los cuales se puede aprender mucho de ellos, y también de nosotros mismos. Se dice que estos... Ver perfil ›

Escribe un comentario