El gato egipcio

Gato egipcio

El gato es un animal que desde que se acercó al ser humano hace más de 10 mil años, no se ha separado de él. Al principio, se encargaba de dar caza a los ratones y otros roedores que querían comerse el grano de los humanos, pero muy pronto, y gracias a esta cualidad, empezó a ganarse la confianza y el cariño de la humanidad. Y no tardo ésta en ofrecer su casa a este curioso nuevo amigo, de orejas puntiagudas y enigmática mirada.

Así fueron los primeros pasos del felino doméstico. Pasos más o menos lentos, pero seguros. Como aquel que sabe a dónde va y lo que pretende, pero que no tiene prisa por llegar. Convivir con nosotras, las personas, no es tarea fácil para un felino, pero incluso este obstáculo pudo superar el gato egipcio. Un gato que hoy día tiene enamorados a millones de corazones humanos, ¿serás tú uno de ellos?

El gato en el Antiguo Egipto

Bastet

Estos elegantes y preciosos animales empezaron su domesticación en el Antiguo Egipto, concretamente, hacia el 3º milenio a. C. Por su carácter y personalidad -o, como a mí me gusta llamarla, felinidad- enseguida se ganó el respeto de los habitantes del País del Nilo, pues no sólo protegía los graneros, sino que además evitaba que enfermedades como la peste pudieran extenderse al eliminar los roedores, que es un vector de este y otros problemas de salud.

En las cortes de Egipto no se tardó mucho en idolatrarlo. Así fue como emergió la figura de Bastet, la diosa de la fecundidad y de la belleza; sin duda, dos de las características más representativas del gato, pues por una parte, una sola gata puede tener hasta 12 crías… ¡cada seis meses!, y por otra, estos son animales con un porte muy elegante, muy bello; no sobra ni falta nada: todo está en su justo lugar. La diosa Bastet, además, simbolizaba la noche, el misterio y la luna, algo que no hace más que recordarnos, de nuevo, al gato, que al dar paso el sol a la luna, se despierta algo en él que le da una energía que parecía no tener durante el día. Y eso sin contar con que no sabe a ciencia cierta qué es lo que hacen mientras dormimos.

El gato en Egipto era un animal sagrado. Se le rendía culto y se le daba toda una serie de atenciones para que siempre estuviese bien cuidado. Una vez fallecía, se le momificaba y se depositaba en un sarcófago como si de una momia humana se tratara, en un cofre rodeado de juncos. La familia, además, guardaba luto y se afeitaba las cejas.

Era tal el amor y el respeto que sentían por estos animales que incluso en el 525 a.C. en un conflicto bélico contra los persas, no se atrevieron a atacarlos por miedo a herir a los gatos que Cambises II, que por aquel entonces era rey de Persia, mandó atar gatos a los escudos de sus 600 soldados. Pero si esto te parece poco, debes saber que si cualquiera se atrevía a hacer daño a un gato, era castigado, y desde entonces era mal visto por la sociedad egipcia.

El Mau egipcio, el gato de los antiguos egipcios

Gato egipcio

Poco a poco, el tiempo fue pasando, y actualmente contamos con una raza cuyos antecesores convivieron con los faraones, y no es otra que el Mau egipcio. Este es un gato espléndido, de carácter tranquilo, pero activo, al que le encanta estar rodeado de personas. Aprendamos más sobre él:

Características físicas del gato egipcio

El gato egipcio tiene la cabeza ligeramente redondeada, con la nariz ancha y larga, orejas de tamaño mediano y bien separadas. Los ojos son de color verde claro, grandes. Su cuerpo es de tamaño mediano, elegante, musculoso, con sus patas traseras más largas que las delanteras; y su cola es larga, gruesa. Todo ello -excepto sus ojos, evidentemente 🙂 – está protegido por un pelo corto, resistente, brillante, y moteado.

Variedades del gato egipcio

Hay cuatro variedades del manto del Mau egipcio, y son:

  • Plata con manchas grises
  • Bronce con manchas marrones
  • Gris con manchas negras
  • Amarillo con manchas marrones o grises

Comportamiento del gato egipcio

Este es un gato que tiene un comportamiento muy singular. Si bien camina como los felinos salvajes, haciéndonos creer que es agresivo, en realidad es un animal muy tranquilo. Debido a su origen, es también muy independiente, y tiene el instinto de depredador muy despierto. Aún así, hay que decir que se adapta muy bien a vivir en el interior, donde disfrutará situarse bajo las mantas durante el invierno, pues es muy friolero.

Cuidados del gato egipcio

¿Te estás animando a comprar un gato egipcio pero te preocupa no saber cuidarlo? Deja de preocuparte. Esta es una raza de gato que no necesita la atención que sí requiere, por ejemplo, el gato persa. De hecho, será suficiente con cepillarlo a diario y de darle mucho cariño y juegos, además de comida y agua diariamente, por supuesto.

Consejos para comprar un gato egipcio

Cachorro de Mau egipcio

Comprar un cachorro de gato siempre conlleva riesgos, ya sea comprado a través de Internet o directamente en criadero. Por ello, veamos qué hemos de hacer para que no nos engañen:

  • El vendedor debe de ser amable contigo. Esto significa que debe de responder todas las dudas que tengas, mandarte todas las fotos que pidas, y que además se vea que sabe de la raza y que se preocupa por los cachorros. Si ves que sólo se limita a fijar un precio, desconfía.
  • Si vas a un criadero, observa las instalaciones, y asegúrate de que están limpias y bien mantenidas. Asimismo, los animales tienen que estar limpios y bien cuidados.
  • Es importante que te entregue el gatito con las vacunas al día, con un excelente estado de salud, y con los papeles del pedigree.

Precios del gato egipcio

Esta raza es muy cara, y muy difícil de encontrar. En España, por ejemplo, no existe criadero que los venda. Por lo que hay que buscar criaderos internacionales, o particulares. El precio, como decíamos, es muy alto: puede costar sobre los 1250 euros con todos los papeles en regla.

Nombres de gatos egipcios

Mau egipcio

Y cuando hayas podido conseguir a tu nuevo amigo, ¿qué nombre le vas a poner? ¿No lo sabes? De nuevo, nosotros te ayudamos. Aquí tienes unas cuantas sugerencias:

Para hembras

  • Bastet, a modo de homenaje a la diosa egipcia 🙂
  • Kity, o Kitty
  • Frida
  • Estrella
  • Cora
  • Isis
  • Ibis

Para machos

  • Chifus
  • Aslan
  • Dodo
  • Angus
  • Karuso
  • Eddie
  • Orión

Hasta aquí nuestro especial sobre una de las razas más espectaculares: el gato egipcio. ¿Qué te ha parecido?


Categorías

Gatos

Monica Sanchez

Considero a los gatos unos animales magníficos de los cuales se puede aprender mucho de ellos, y también de nosotros mismos. Se dice que estos... Ver perfil ›

Escribe un comentario