El Gato Abisinio


El Gato Abisinio es originario de Gran Bretaña, donde fueron exhibidos los primeros ejemplares de la raza, mas o menos en el año 1868. Se le dio el nombre de Abisinio haciendo referencia a Abisinia, la actual Etiopia, ya que en ese momento se creyó que el animalito era procedente de este país, lo que nunca quedó comprobado.

El gato Abisinio se caracteriza por sus patas largas, musculosas y delgadas, con un aspecto salvaje debido a sus orejas grandes y puntiagudas, con larga cola, por lo que muchos tienden a confundirlo con un pequeño puma. Su pelaje es corto y fino, y puede ser de varios colores, entre los cuales se destacan, el negro, el marrón oscuro, el melocotón y el gris. Aunque son gatos de tamaño mediano su peso puede oscilar entre los 4 y los 7 kilos de peso.

En cuanto a su carácter, estos gatos son bastante listos y capaces de aprender rápidamente cualquier cosa que queramos enseñarle, siempre y cuando utilicemos un sistema de premios, ya que los castigos y las malas maneras no funcionan con estos animales o cualquier otro gato. Entre los trucos que suele enseñarle algunas personas se encuentran: dar la pata y subirse a nuestros hombros.  Sin embargo, a pesar de ser bastante cálidos y cariñosos, suelen ser bastante reservados con los extraños, mientras que con su dueño será muy fiel y amoroso, tratará de seguirlo donde quiera que este vaya y reclamará su atención siempre que note que su amo no le está prestando atención.

Algunos Abisinios, pueden mostrarse un poco agresivos cuando se les riñe, lo cual se debe a sus antecedentes de gato salvaje. Si este gato intenta atacarlo a usted o a alguien, es importante que nos quedemos quietos, esperando a que el animal se tranquilice. Una vez tranquilo podemos tomarlo con firmeza para que se quede quieto y en posición sumisa, de esta manera le estaremos mostrando quien manda.


Escribe un comentario