El carácter del gato persa

Uno de los gatos que pertenecen a la lista de los preferidos por la mayoría de las personas, es el gato persa, que además de su belleza y su característico pelaje, abundante y hermoso, tiene ciertos aspectos en su carácter que lo hacen muy atractivo y absolutamente amado. Estos animalitos han llegado a fraternizar de tal forma con nosotros los humanos, que la convivencia en casa, cuando vivimos con un gato de esta raza, se hace totalmente liviana y llevadera.

Es importante destacar que los gatos persas tienen un carácter muy tranquilo y cariñoso, disfrutan de la compañía de sus dueños así como también de otras personas, aun cuando sean desconocidos para ellos. Por lo general cuando conocen a alguien nuevo, pueden mostrarse un poco tímidos, pero en un abrir y cerrar de ojos, se estarán dejando consentir y acariciar sin ningún problema.

Estos animales no tienen ningún tipo de características instintivas salvajes, como puede suceder con otros felinos, razón por la cual, son muy fieles al lugar donde habitan, es decir, no querrán escapar o salir corriendo en el momento en que la puerta se abre. Para muchos, el único inconveniente con estos gatitos, es que se la pasan gran parte del día durmiendo, por lo cual ha adquirido el nombre de “tigre del sofá”, más por que duerme en ese lugar, que porque tenga un carácter fuerte y arisco como el del tigre.

Si tienes este animalito, seguramente te habrás dado cuenta que son conscientes de su belleza y que por lo tanto no dudan en hacer ostentación de la misma, pasear con la cara muy alta y con gran elegancia en todo su cuerpo.


Escribe un comentario