El carácter del gato, bajo la lupa

Huellas de gato

Desde hace siglos el humano se ha sentido atraído por el gato, no sólo por efectividad como cazador, sino también por su enigmático carácter. Se dice que los animales domésticos se acaban pareciendo a sus dueños, pero lo cierto es que estos pequeños felinos siempre hacen lo que quieren o lo que en ese momento necesitan. No se han domesticado del todo, y de hecho hay quien afirma que son excelentes compañeros y amigos, algo que desde aquí re-afirmamos.

Tanto los humanos como los gatos forman una extraña sociedad que, si hay respeto por ambas partes, la convivencia será maravillosa.

Angora Turco

El carácter de nuestro querido amigo se empieza a formar ya a temprana edad. Hay expertos que afirman que, especialmente en los machos, el instinto de proteger su territorio se empieza a desarrollar cuando aún están en el útero de su madre, pero que no lo tendrán bien definido hasta que no lleguen a la edad adulta. Por eso es recomendable castrarlos alrededor de los seis meses, no sólo para evitar camadas indeseadas, sino también para evitar que nuestro gato marque con orina lugares inadecuados como podría ser la cama o el sofá.

Una cosa interesante es la siguiente: se suele decir que no son animales sociables, que viven independientemente de nosotros aún estando bajo el mismo techo. Esto no es del todo cierto. Los gatos pueden ser animales que busquen y quieran la compañía de los humanos y de otros de su especie. Para conseguir esto es importante que se sociabilice bien desde cachorrito, que esté en brazos de todos los miembros de la familia y que juegue con ellos todos los días. Para nuestro pequeño felino lo más importante, lo que más necesita es sentirse querido. Un gato que no se ha sociabilizado bien tendrá un carácter solitario, que difícilmente tolerará la compañía de los humanos y/o de otros gatos.

Gato

Son animales muy curiosos, a los que les encanta investigar. Pero también hay que decir que son muy dormilones, pudiendo pasarse entre 14 y 18h en su cama, más si son gatitos o mayores. Pero si necesitas despertarlo, bien porque lo tienes que llevar al veterinario o porque te vas de viaje, te agradecerá que lo despiertes con cariño, ya sea con caricias o besos.

Al igual que ocurre con nosotros los humanos, si les hacemos algo que no les ha gustado, puede que se ”enfaden” con nosotros. Pero es un estado de ánimo que desaparecerá a medida que le vayas dando cariño y premios.

Por supuesto, no hay que olvidar que cualquier edad es buena para aprender. Aunque le será más fácil de jovencito, una vez adulto también puede aprender. Sólo necesita paciencia, y mucho refuerzo positivo.


Categorías

Curiosidades

Monica Sanchez

Considero a los gatos unos animales magníficos de los cuales se puede aprender mucho de ellos, y también de nosotros mismos. Se dice que estos... Ver perfil ›

Escribe un comentario