El abandono, la otra cara de la Navidad

Gatitos

La Navidad se acerca y con ella, el gran día de Reyes, en el cual los niños y adultos esperarán ansiosamente sus regalos. Quizás estés pensando en regalar un gatito a tu hijo o a algún ser querido, pero antes de hacerlo, es conveniente que te cerciores de que esa persona va a querer convivir con el animal, que va a querer cuidarlo durante toda su vida. Un gato bien cuidado y mantenido puede vivir una media de 17 años, incluso se tienen noticias de que alguno ha llegado a los 20 años. ¿Podrá hacerlo?

No es sólo darle comida y agua, es mucho más que eso. El tener un animal es una responsabilidad, un compromiso que adquieres en el mismo momento que decides adquirir uno. No se debe regalar un gato sin antes pensar en eso, es por ello que hay que tener en cuenta una serie de cosas antes de hacerlo.

Son muchos los gatitos que acaban en una ”caja de regalo” navideña, y son muy pocos los que en ese primer instante encuentran a su familia definitiva, que realmente les va a querer y cuidar. La mayoría lamentablemente va a acabar, con suerte, en alguna perrera o protectora. En las perreras sólo va a tener quince días para ser adoptado; en las protectoras hacen todo lo que pueden y más para poder dar de comer a todos los animales que recogen de la calle, o que les traen personas que, simplemente, se cansaron de su gato o perro, que ya no les gusta.

Estamos hablando de animales que sienten, que piensan. Hace un ratito estaba calentito en una manta suave y cómoda, y ahora está en este lugar pasando frío… ¿Por qué? El abandono es un serio problema que podría evitarse si todos pusiéramos nuestro granito de arena.

Gatitos del jardín

Estos preciosos gatos son los que aparecieron un día en el jardín…, y ahí se han quedado. Te los presento por un motivo: es cierto que cada vez somos más los voluntarios que nos hacemos cargo de cuidar de los gatos callejeros o que han acabado en la calle, pero te aseguro que, por mucho que queramos, un gato que ha vivido toda su vida en una casa le va a costar adaptarse.

La esterilización/castración, la adquisición responsable, y unos buenos cuidados para con el animal, podrían evitar que cada vez haya más gatos que se vean obligados a vivir apartados de la sociedad.


Escribe un comentario