Educando a un gatito

Gatito

Tener un gatito en casa es una experiencia maravillosa. Los gatos de menos de un año de edad, especialmente desde el destete hasta los seis meses, son muy revoltosos, muy juguetones y muy traviesos. Es en esta etapa en la que el animal necesita ser educado correctamente, siempre desde el cariño, para así el día de mañana ser un gato sociable al cual le gustará estar en compañía de los humanos.

Un gato que no se ha educado correctamente puede desarrollar problemas de sociabilidad o incluso miedos e inseguridades que podrían llevarle a tener conductas agresivas. Estas conductas se pueden solucionar con el tiempo, pero es mejor prevenirlas, ¿no crees?

Gato

Las cosas que no se deben de hacer ni dejar hacer al gatito son las siguientes:

  • No juegues nunca con tus manos ni pies. Puede que ahora no te haga daño (o no demasiado), pero una vez que sea adulto sí te lo podría hacer. Utiliza para los juegos un juguete específico para gatos, o hazle tú uno. Los gatitos juegan con cualquier cosa, y una simple cuerda les encantará. Cada vez que tu amigo intente jugar con tus manos, detén inmediatamente el juego. Lleva tiempo, pero poco a poco conseguirás que juegue con sus juguetes, en vez de con tus manos.
  • No dejes que escale ni por tus piernas, ni por tus brazos ni por la espalda, por los mismos motivos del punto anterior.
  • Evita los gritos y las discusiones. Los gatos son muy sensibles a los ruidos, y pueden percibir la tensión y/o el mal humor de los humanos, estresándose ellos también.
  • Si tienes niños pequeños, enséñales a estar con el gatito, a tocarlo y a jugar correctamente. No los dejes solos para evitar sustos. Tanto los niños como el gatito podrían hacerse daño uno al otro mientras juegan.

Las cosas que sí debes hacer son:

  • Proporciónale un rascador, a ser posible de diferentes alturas para que pueda jugar y saciar su necesidad de afilarse las uñas. En el mercado existen numerosos tipos de rascadores, así como de diferentes precios que se adaptan a todos los rincones del hogar, ¡incluso a las esquinas! O si te gustan las manualidades, hazle uno, así lo tendrás hecho por ti, a tu gusto, y de buen seguro te ahorrarás bastante dinero.
  • Haz que forme parte de los momentos familiares. Si estáis, por ejemplo, viendo la televisión, deja que el gatito esté con vosotros. Y si tiene miedo, dale un rincón seguro en la habitación, como una cueva hecha a mano de peluche, o una silla que esté en una esquina un poco alejada de donde estéis vosotros. O si el caso es grave, contacta con un educador felino o consulta con tu veterinario de confianza.

Gatos

La paciencia y el cariño son tus dos mejores aliados para hacer de tu gato, un animal que tendrá un vida feliz junto con vosotros, su familia. Por cierto, no te olvides de tener la cámara de fotos siempre a punto, pues su ritmo de crecimiento es muy rápido y en tan sólo unos meses, tu mejor amigo pasará de ser un gatito, a un Señor Gato.


Escribe un comentario