Dolor abdominal en gatos: causas y tratamiento

Gata tranquila

Los gatos tienen la mala costumbre de soportar el dolor sin quejarse en absoluto, a menos que sea realmente insoportable y no puedan continuar con su rutina diaria. Por este motivo, a veces es muy difícil saber cómo se sienten, o si tienen dolor abdominal.

Para ayudarte, te voy a decir cómo puedes sospechar o intuir que tu amigo siente molestias en su abdomen.

Causas de dolor abdominal en gatos

¿Por qué pueden tener este tipo de dolor los peludos? Por varios motivos:

  • Han ingerido una sustancia tóxica, o algo que no deberían (como papel, por ejemplo).
  • Han comido un alimento en mal estado.
  • Se han tragado demasiados pelos, hasta el punto de que se le han formado bolas de pelo.
  • Tienen cólicos.
  • Se han infectado de parásitos intestinales.

¿Cómo saber si están enfermos?

Aunque es difícil saberlo, hay varios detalles que nos deben de hacer sospechar, que son:

  • El animal se muestra apático, triste. Puede quedarse en su cama todo el día.
  • Pierde el apetito. Por mucho que insistamos, cada vez vemos que come menos.
  • Pierde peso. Al no comer, la pérdida de peso es inevitable.
  • Tiene náuseas y/o vómitos, sobretodo si ha comido algo, aunque sea muy poco. Trata de expulsar aquello que le hace sentir mal.
  • Tiene diarrea, hasta el punto de que allí donde se sienta, mancha.

Si tiene cualquiera de estos síntomas, es muy importante que lo lleves al veterinario.

Tratamiento

El tratamiento dependerá de la causa, por ejemplo:

  • Si ha ingerido sustancias tóxicas, podría ser necesario darle 1 gramo de carbón activado por cada medio kilo de peso. Pero en ningún caso se le debe hacer vomitar si ha ingerido alguna sustancia corrosiva, como pudiera ser lejía.
  • Si ha comido un alimento en mal estado, podría ser suficiente con darle una dieta blanda (con caldo de pollo, sin hueso) de 3 a 5 días.
  • Si tiene bolas de pelo, se le puede untar su pata con un poco de vaselina, mantequilla o malta, que no tardará en lamer. Al hacerlo, podrá expulsar las bolas.
  • Si tiene cólicos, se le administrarán antiespasmódicos.
  • Si tiene parásitos intestinales, se le pondrá una pipeta antiparasitaria, o se le dará una pastilla para que los elimine.

Gato en el sofá

Hay que estar muy pendientes de cualquier cambio que se produzca en la rutina de nuestros peludos, para poder tratarlos lo antes posible.


Categorías

Enfermedades

Monica Sanchez

Considero a los gatos unos animales magníficos de los cuales se puede aprender mucho de ellos, y también de nosotros mismos. Se dice que estos... Ver perfil ›

Escribe un comentario