¿Cuáles son los síntomas de la displasia de cadera en gatos?

Gato siamés

La displasia de cadera en gatos no es muy común, pero a veces puede ocurrir. Aparece cuando las articulaciones de la cadera no han terminado de desarrollarse bien, terminando por dislocarse parcialmente. Al hacerlo, el cartílago se daña, se producen microfracturas, y en casos más serios, artrosis y dolor que impide caminar.

Pero, ¿cuáles son los síntomas de este trastorno? Y, ¿cómo se trata?

Síntomas

Los primeros síntomas de la displasia de cadera en gatos pueden aparecer muy pronto, alrededor del año de edad. No es fácil detectarla, ya que se suelen confundir con otros problemas degenerativos, pero sí que es verdad que se puede tener una idea más o menos clara si el animal presenta:

  • Deja de jugar como antes, no salta ni corre.
  • Siente dolor en una o en ambas patas traseras.
  • A veces se puede escuchar un chasquido procedente de las caderas cuando camina o se levanta.
  • Los músculos de los hombros se le agrandan debido al sobreesfuerzo.
  • Dependiendo del caso, la espalda se arquea debido al desplazamiento del peso de sus patas traseras.

Si sospechas que tu gato tiene displasia de cadera, es importante que acudas al veterinario, ya que estos síntomas no desaparecerán, más bien al contrario: empeorarán con el tiempo.

Diagnóstico y tratamiento

Una vez en la clínica o en el hospital veterinario a tu gato le van a hacer un análisis de orina y de sangre, y radiografías de la pelvis. Si finalmente tiene displasia, hay varias cosas que se pueden hacer para que el gato pueda hacer una vida normal, y son:

  • Casos leves: para este tipo de casos, en los que la enfermedad no le ocasiona demasiadas molestias, el tratamiento se puede hacer desde casa, dándole anti-inflamatorios recomendados por el veterinario, control de peso, y evitar que haga mucho ejercicio.
  • Casos graves: si el gato experimenta mucho dolor, o si los tratamientos ambulatorios no han resultado ser efectivos, el veterinario puede optar por intentar modificar la articulación de la cadera, o por reemplazarla, en ambos casos con anestesia general.

Displasia de cadera en gatos

La displasia de cadera en gatos puede causarle muchas molestias al peludo, pero con un diagnóstico a tiempo, su calidad de vida mejorará 😉 .


Categorías

Enfermedades

Monica Sanchez

Considero a los gatos unos animales magníficos de los cuales se puede aprender mucho de ellos, y también de nosotros mismos. Se dice que estos... Ver perfil ›

Escribe un comentario