Diario de un gatito: una semana muy interesante

Jugando

¡Hola a todo el mundo! Soy Benji otra vez. ¿Cómo habéis pasado la semana? La mía ha sido muy chachi. Han pasado muchas cosas interesantes, pero también ha habido de las que no me han gustado… como la visita al señor de la bata blanca que me puso una vacuna el otro día. ¡Lo pasé muy mal! Y encima mi mami humana dice que me tiene que llevar aún unas cuantas veces más… Jo, la que me espera. Dice que es por mi bien, para evitar problemas en el futuro, pero no tengo ningunas ganas de volver.

Pero bueno. Menos mal que la casa es un lugar seguro. Incluso con una de mis hermanastras, con Keisha. Que por cierto, también hay muchas novedades acerca de nuestra relación.

Posando

La semana empezó muy mal, pero como siempre tengo muchas ganas de jugar, tantas que cada noche despierto a mi mami humana (no puedo evitarlo), pues el tiempo se pasa muy rápido.

Mi hermanastra y yo cada vez vamos pasando más tiempo juntos. Y, ¡jugamos! Sí, ¡por fin! Aunque aún a veces me da un poco de miedo, y no me acerco demasiado, porque sus patas son más grandes que las mías, y hace daño. Aunque juega con cuidado, y eso mola.

Ah, sí, que no os lo había dicho: ¡ya tenemos rascador! Es enoooorme. Mirad, mirad:

Rascador

Lo trajo mi mami humana el jueves, pero hasta ayer por la tarde no me fiaba demasiado, y Keisha tampoco. Hasta que fui investigando poco a poco, y ahora ¡es una pasada! Además es súper suave, y ¡tiene una cueva! Para darle sustos a mi hermanastra ahora que no me oye ja, ja.

Ufff, qué calor hace ya, ¿no? Tanta, que a este paso nos vamos a derretir. Así que ya sabéis, no hagáis más de lo necesario:

Durmiendo

¡Hasta la semana que viene!


Escribe un comentario