Diario de un gatito: tranquilidad felina

Benji en la silla

¡Hola a todos y a todas! ¿Qué tal os va? Por aquí estamos pasando frío…, pero tenemos un clima loco porque ayer se estaba genial. Hacía una temperatura muy agradable. Aproveché para traer algunas cosillas a casa… Bueno, en realidad eran ramitas secas porque todavía no he aprendido a cazar, ¡pero lo intento cada día! Hay unas cuantas moscas por la casa, y con ellas practico, siempre con tranquilidad.

Ojalá pueda llegar a saber tanto como mis hermanas. Por cierto, ¡¡se ha colado una!! Algo que a mí me encanta porque me llevo genial con ella, aunque a ella parece que no le gusta demasiado que juegue con su cola… El próximo día prometo que os la presentaré. Mientras tanto, os voy a contar cómo me ha ido estos días.

Benji posando

Mi mami me dijo que me haría una sesión de fotos, y yo pues… ni corto ni perezoso, me dispuse a posar. Aquí estoy justo al lado de la escalera, mirando hacia … ningún lado, o sea, no con interés.

Benji tumbado

En esta foto me veis en una de mis poses más raras, sobretodo teniendo en cuenta que el tiempo en el que estamos: tumbado en el suelo y arañando una de las patas de la silla. No me dejan que lo haga, pero cuando no me ven… aprovecho y disfruto.

Escalera

Última foto posando, justo antes de ir a comer porque el estómago ya se quejaba… ¡¡Trabajar da hambre!!

Comiendo

Está más rica esta comida nueva… Mi mami nos dijo que llevaba pescado y carne. ¡¡Está delicioso!! Por cierto, no os fijéis en las bolitas que hay por el suelo; normalmente no hay, pero nuestra hermana mayor Susty siempre deja comida fuera del comedero.

Ayer estuvimos probando carne que nos dieron, pero… a mí no me gusta demasiado. Prefiero nuestra comida de cada día.

Bueno, esto es todo por hoy. ¡La semana que viene más y mejor! ¡Que vaya bien!


Escribe un comentario