Diario de un gatito: todo vuelve a ser normal

Benji

¡¡Hola a todo el mundo!! ¿Qué tal vais? Por aquí parece que mis deseos y sueños se están haciendo realidad. Y no hablo de comerme un buen trozo de ese pescado que llaman salmón… no, que también pues seguro que está delicioso y aún no me han dejado probarlo, pero no. Hablo más bien de la vida familiar. Esta semana empezó como la anterior, pero no sé qué ha pasado pero Keisha vuelve a ser la misma que era antes. ¡Ya era hora! Todo vuelve a ser normal.

La echaba de menos, o sea, vivimos en la misma casa, pero echaba de menos jugar con ella.

Benji y Keisha

Para que veáis que no miento: esta foto es de ayer. Preparándonos para lanzarnos el uno encima del otro, como un tigre y un león pero jugando claro. Pero os confieso que a veces me siento un poco inseguro, pero disimulo muy bien, ¿verdad? ¡¡Hay que aparentar que todo va bien frente a estas situaciones!! Es que si no…, ahora porque juego con Keisha y ya nos conocemos, pero… hay que preparase para el futuro. Ser un Gato.

Jugando

¡¡Al ataqueeeeeee!! La cara, la caraaaaaaa. Ay, no no, espera. ¡¡Patas traseras para qué os quiero!! Ay, no, que Keisha me sujeta una… Jo, ¿y ahora qué hago? Uhm…, esquivar sus mordiscos… ¡¡No puedo hacer otra cosa!!

Benji y Keisha

¡Al fin se levantó! Pero más vale actuar poco a poco… por si acaso. Ante cualquier movimiento raro ella se lo puede tomar como una invitación a la pelea gatuna. Aunque también es verdad que casi siempre acabábamos jugando al pilla a pilla, pero es que hace tantos días que hemos estado un poco separados el uno del otro… que lo mejor será quedarme quieto.

¿Qué, os ha gustado? Al final dio media vuelta y nos pusimos a correr por toda la casa. Después de tanto ejercicio, lo único que nos apetecía era dormir. ¡Keisha vuelve a dormir en el dormitorio! Le pedí a mi mami que le hiciera una foto mientras dormía, aquí está:

Keisha

¿Os acordáis de Susty? Ella también ha cambiado: pasa todas las noches en casa, y ya va subiendo a la habitación de vez en cuando.

Bueno, esto es todo por hoy. Espero que os haya gustado y, ya sabéis, nos vemos la semana que viene. ¡Hasta pronto!


Escribe un comentario