Diario de un gatito: sin estrés

Benji

¡Hola a todo el mundo! ¿Por fin viernes, eh? Aunque estos días para mí son todos iguales. Iguales de geniales. Estamos solos en casa y aún nos quedan dos semanitas más para seguir disfrutando de nuestras ”vacaciones felinas”, sin estrés. Se respira tanta tranquilidad que a veces echamos de menos el ruido, pero eso lo soluciono fácil: mi mami ha dejado una caja enorme en una habitación, y me lo paso pipa jugando con ella. Es un sitio genial para esconderse y darle un susto a Keisha.

¿Quieres saber cómo me ha ido la semana? Sigue leyendo.

Rascador

¿Qué hacía en el rascador cuando éste no estaba en su sitio? Pues… ejem, intentaba ayudar a ordenarlo… o bueno, esa era la idea principal. Lo cierto es que acabé jugando. ¡Y es que no puedo evitarlo! Es muy divertido jugar con el rascador, más cuando no está pegado a la pared porque puedes tumbarte y acabar saltando en cualquier dirección.

Pero no sólo juego no…, también aprendo a cazar. Esta mañana mismo por poco cojo una mosca, pero… la suertuda se pudo escapar. Pero bueno, seguiré intentándolo. Por cierto, ¿sabíais que ahora los felinos que vivimos en casa tenemos la rutina de que por las noches vemos la tele con nuestra mami? Sí, sí, es una pasada, porque se está muy bien en el sofá, y no pasamos nada de frío. Incluso Susty a veces se apunta, mira:

Susty

Si es que estar tanto tiempo en el campo te debe hacer echar en falta la calefacción, ¿no? Últimamente pasa mucho tiempo por aquí, algo que es de agradecer. Me encanta jugar con ella, bueno… intentar jugar con ella. Sigue sin querer jugar conmigo…

Pero bueno, ya la seguiré intentando convencer en otro momento. Ahora es momento de ver el panorama:

Benji en la ventana

Al otro lado está Keisha. Parece que quiere invitarme a que vaya con ella, pero no, no… Prefiero quedarme ahí. Además, ¡hace frío! Creo que me volveré al sofá…

Y aquí lo dejo por hoy. La semana que viene más. ¡Feliz fin de semana a todos/as! ¡Hasta dentro de siete días!


Escribe un comentario