Diario de un gatito: ¡¡qué calor!!

Benji

¡¡Buenos días a todos/as!! ¿Qué tal la semana? Por aquí ha pasado volando, aunque ha costado… ¿Os habéis dado cuenta de la calor que hace? ¡¡Con lo bien que se estaba la semana pasada!! Parece que empieza ahora el verano, en vez de acabar… Y con tanta calor, pues sólo se pueden hacer dos cosas: o tumbarse en el suelo o remojarse con agua: esto último mola más, porque caen gotas en el suelo y puedes aprovechar para tumbarte ahí ji, ji.

Ya que el sol parece que ha decidido encender su hoguera particular, yo he decidido que no me voy a mover de casa hasta que no haga tanta calor. Y eso que ya me dejan salir fuera, pero no. No saldré hasta que no bajen las temperaturas. ¡Con lo bien que se está al ladito del ventilador! Cualquiera me mueve de ahí…

Benji en el rascador

Cuando pasan estas cosas lo mejor que se puede hacer es no gastar fuerzas, o lo que es lo mismo, ahorrar energía para cuando vengan tiempos mejores. Incluso Keisha está mucho menos activa que la semana pasada. Se pasa el día durmiendo, como yo. Juego a ratitos durante el día, pero es por la noche cuando más quiero correr.

Por cierto, ya soy tan grande que mi mami humana me ha comprado un collar nuevo. ¡¡Tengo unas ganas de verlo!! Os lo enseñaré la semana que viene. Dice que tiene dibujados ojos de gato y todo. ¡¡Qué chuli!! ¿Podré ver con ellos? Uhm… no, no, no me dijo eso. Me dijo que los otros animales me verían a mí. Eso no sé si me gusta, porque si me ven, ¿cómo podré cazar? Claro que a lo mejor me tiene una sorpresa preparada en casa y me la está ocultando… Habrá que investigar.

Benji en la silla

¡Y cualquier momento es bueno para hacerlo! Incluso durmiendo. Pues nada, os dejo, voy a seguir.

Hasta el viernes que viene, ¡¡cuidado con la calor!!


Escribe un comentario