Diario de un gatito: lo conseguí, ya soy un gato adulto

Benji en el sofá

¡Hola a todos y a todas los y las seguidores/as del blog! ¿Qué tal? Hoy… no es mi cumpleaños, pero sí que lo será el domingo. Pero como sólo quedan dos días, pues había pensado en compartirlo con vosotros. ¡Ya soy un gato adulto!… bueno vale, casi.

Como comenté la semana pasada, le he pedido a mi mami que me haga fotos durmiendo. Pero … no he adoptado posturas muy raras como veréis, así que ha hecho una cosa muy especial… ¿Queréis verla?

Benji durmiendo

Y es que claro, cuanto más te propones hacer algo, al final sucede … que no ocurre nada. Pero bueno, esta es una de mis posturas favoritas: cabeza apoyada, patitas traseras sobre el respaldo de la cama, una cama que todavía no se sabe de quién es, porque la usamos indistintamente Keisha como yo je, je.

Benji

Esta es una postura que no me acaba de gustar, porque parece que esté dando la espalda, cuando no es así. De hecho, mi mami siempre que me ve así me acaricia el lomo y me pongo del otro lado. Esta es una manera correcta de conseguir que los gatos cambiemos de posición, sin asustarnos.

Bueno, y aquí va la sorpresa…

Benji con dos meses

Este soy yo… ¡con dos meses! Llevaba muy pocos días en casa, en mi primera y definitiva casa… Era tal la felicidad que sentía, que aún hoy sigo con ella, y cada día tengo más motivos para sentirme así. Ojalá todos los gatos tuvieran la suerte de poder vivir con una familia.

Benji con tres meses

Aquí me véis con un mes más, es decir, con tres meses. Desde luego, la flexibilidad de los cachorros se va perdiendo con el tiempo, ¡pero no toda! A veces me pongo así, sobretodo cuando tengo que hacer estiramientos.

Benji con cinco meses

Y aquí tenía cinco meses. Ya empezaba a tener el cuerpo de adulto, pero sin dejar de ser un gatito.

Benji durmiendo en la cama

Me despido de vosotros con una foto muy reciente, de hace tan sólo unos días. ¿A que mola?

Bueno, pues esto es todo. Espero que os hayan gustado mis travesuras. Un abrazo, y ¡cuidaros mucho!


Escribe un comentario