Diario de un gatito: cambio nuevo

Benji

¡Hola a todos y a todas, seguidores felin-adictos del blog! ¿Qué tal estáis? Por aquí…, bueno, acaba de surgir un cambio nuevo que no nos esperábamos, aunque la rutina no va a cambiar (¡y menos mal!, porque se está muy bien así…). Resulta que nos hemos vuelto a quedar solos en casa, bueno, no exactamente solos claro está. Esta vez se quedan dos humanos en vez de sólo nuestra mami, y afortunadamente regresarán al cabo de algo más de una semana.

Pero mientras tanto, ¿qué tal os están yendo las fiestas navideñas? En casa han puesto un árbol navideño, y… claro, como no podía ser de otra manera, ¡es una pasada jugar con él!

Bebiendo

Por cierto, y aunque parezca extraño (quizás por eso me guste aún más hacerlo): sigo bebiendo con la patita. Haga frío o calor, no puedo evitar meter las patitas en el bebedero y beber el agua que hay en ellas. Mi amiga gata que se ve en la foto, cada vez que lo hago, me mira sorprendida como si me preguntara: ¿qué estás haciendo?

A lo que yo le respondo con una mirada como si dijera: ¡pruébalo! Es genial. Últimamente pasa bastante tiempo en casa, sobretodo por las mañanas. Viene a desayunar, está un ratito y luego se vuelve a ir. Jugamos… bueno, poco rato. Juego más con Keisha, ya que pasa más tiempo conmigo.

Benji

¿A que soy guapo? Ja, ja, ja. Poco a poco estoy alcanzando mi peso y tamaño adultos. Pero mi mami dice que aún no terminaré de crecer del todo hasta que no cumpla los dos años, ¡dos años! Y no tengo ni uno todavía… Ufff…, con las ganas que tengo de ser un Señor Gato para que los demás me tomen en serio… Ahora se piensan que todo el tiempo quiero jugar y… quizás sea verdad, pero… bueno, ya noto como poco a poco me voy convirtiendo en un adulto.

Pues nada, esto es todo por hoy. Espero que terminéis de pasar una feliz navidad, y que los Reyes Magos traigan muchas cosas a vuestros gatos. ¡Hasta la semana que viene!


Escribe un comentario