Diario de un gatito: ¡adolescencia al poder!

Benji en la ventana

¡Hola a todo el mundo! ¿Qué tal váis? Me han dicho que hoy es Halloween, así que me imagino que estaréis removiendo la olla o preparando la casa para que sea la más guay de todas, ¿o me equivoco? Por aquí de momento no he visto que hayan hecho nada los humanos, pero ya hago yo… Hoy os escribo desde la cama que uso para dormir por la noche: la que está en la ventana. Bueno, en realidad es una mesa, pero como cama es muy cómoda porque mi mami siempre tiene puesta una mantita, y además ahora con el frío deja también una chaqueta. ¡¡Comodidad, olor familiar y seguridad todo en uno!! Así cualquiera puede pasar una noche estupenda.

Ya estoy en la adolescencia, ya sí que sí. Me he vuelto más rebelde, y hago lo que quiero siempre que quiero ja, ja. Aunque no siempre gusta a mis mayores…

Benji

Una de las cosas que más me gusta hacer es beber el agua con la pata. Aquí estaba mirándola cuando mi mami acababa de rellenar el bebedero. ¡¡Es en esos momentos en los que hay que aprovechar para jugar… digo beber, porque luego viene Keisha y se molesta!! Pero es que no puedo evitarlo: es ver agua y mi pata sin darme cuenta ya está dentro del bebedero. Qué le vamos a hacer…: ¡disfruto mucho!

Por cierto, no sé si alguna vez os la he presentado bien, sino lo hago hoy. Ella es Susty, la cual tiene muy poca paciencia conmigo… Tiene ocho años y ya no quiere jugar. Pero aún así poco a poco nos vamos entendiendo:

Susty

Bueno, pues esto es todo por hoy. Me despido de vosotros pero no sin antes deciros que os lo paséis genial esta noche. ¡¡Hasta la semana que viene!! Pasaré lista, ¿eh? Ja, ja, ¡¡es broma!! ¡Hasta dentro de unos días!


Escribe un comentario