Deficiencia de oxígeno en la sangre

La deficiencia de oxigeno en la sangre de los gatos, es conocida como hipoxemia, y déjenme decirles que es bastante peligrosa, ya que el oxigeno es vital para que todas las funciones realizadas por los órganos del cuerpo del animal, sean llevadas a cabo de manera correcta. En caso que no llegue el suficiente oxigeno, el organismo podrá verse afectado negativamente.  Si por ejemplo el cerebro se ve privado de oxigeno, puede resultar generando un daño irreversible.

De igual manera, esta deficiencia de oxigeno puede terminar produciendo anemia en los órganos, la cual puede terminar en arritmia y falla cardiaca. Es por este motivo que debemos prestarle la atención necesaria y estar atentos ante cualquiera de los siguientes síntomas: tos, dificultad para respirar, dolor, ritmo cardiaco acelerado, desmayos, intolerancia al ejercicio, decoloración de la piel o de cualquiera de sus membranas mucosas respiración acelerada, entre otros.

En muchas ocasiones, la falta de oxigeno en la sangre puede deberse a diferentes causas, como por ejemplo la gran altura, neumonía, anestesia, enfermedades del corazón o de los pulmones, asma, etc. Si empiezas a notar cualquiera de los síntomas antes mencionados, es vital que lleves cuanto antes a tu animalito donde el veterinario, ya que así como se puede tratar de cualquier tipo de enfermedad de menor grado, puede también tratarse de falta de oxigeno en la sangre.

El veterinario será quien determinará, si los síntomas son debido a una falta de oxigeno, al mismo tiempo que revisará si tiene la temperatura elevada, es decir si hay fiebre, y si existe algún tipo de lesión en su cabeza. También tomará una muestra de sangre y podrá utilizar un equipo especializado para analizar los gases en la sangre para realizar una medición más adecuada.


Escribe un comentario