Deficiencia de oxígeno en la sangre II

Como lo mencionábamos anteriormente, la deficiencia de oxigeno en la sangre de los gatos, es conocida como hipoxemia, y déjenme decirles que es bastante peligrosa, ya que el oxigeno es vital para que todas las funciones realizadas por los órganos del cuerpo del animal, sean llevadas a cabo de manera correcta. En caso que no llegue el suficiente oxigeno, el organismo podrá verse afectado negativamente.  Si por ejemplo el cerebro se ve privado de oxigeno, puede resultar generando un daño irreversible.

Si tu veterinario ya ha determinado que se trata de falta de oxigeno en la sangre del animal, realizando diferentes tipos de exámenes como muestras de sangre, rayos x, eco cardiogramas, entre otros, es importante que empieces el tratamiento correcto para que tu animalito vuelva a encontrarse en perfecto estado de salud.

Ten en cuenta que el tratamiento depende de la causa subyacente de la deficiencia de oxigeno. EL oxigeno generalmente se suministra para apoyar y mejorar las funciones del corazón y de los pulmones del gato. De esta manera, se deberá empezar un tratamiento en donde se le suministre, mediante una mascara facial alrededor del hocico un poco de oxigeno.

Si por el contrario el problema radica en una baja presión cardiaca, se deben prescribir una serie de medicamentos intravenosos para empezar a fortalecer la acción muscular. En caso que se produzca una falla cardiaca, lo más probable es que el médico administre diuréticos y oxigeno, así como otros medicamentos para fortalecer la acción muscular.  Si se produce una hemorragia, una lesión, o una conmoción debido a una infección, debes tener en cuenta que tu animalito deberá ser hospitalizado para que le inserten una IV y hacer fluir fluidos n sus venas, lo cual permitirá que el oxigeno llegue a los niveles adecuados y normales.


Escribe un comentario