Cuidados del gato en verano

Gato durmiendo

Hoy terminamos el mes de mayo y eso significa que, si vives en el hemisferio norte, la estación más calurosa del año está a la vuelta de la esquina. Los peludos empiezan a notarlo cada vez más: aumentan su ingesta de agua, pasan menos tiempo activos, ya llevan un tiempo con la muda de pelo…

Pero veamos cuáles son los cuidados del gato en verano en profundidad para evitar sorpresas.

Nuestros amigos peludos, por lo general, durante estos meses pueden tener más sed y comer menos, e incluso hay gatos a los que les sucede a la inversa, es decir, que comen más pero beben menos. Independientemente de qué cambio haga tu gato a este respecto, lo que sí que te recomiendo es que le añadas a su dieta pienso húmedo de alta calidad al menos mientras dure el calor. Puedes darle una lata por la mañana -o por la noche- manteniéndole el comedero de pienso seco lleno. Así te aseguras de que ingiere el agua que necesita.

Tal vez pienses que así engordará, una duda más que razonable si tu gato es comilón como el mío, pero hay que tener en cuenta que, por mucha calor que haga, por las noches puedes dedicar un tiempo a jugar con él. Con ello, no sólo mantendrás su peso, sino que además podrá dormir mientras vosotros estéis en la cama descansando.

Con respecto a la muda, es importante darle malta y que tenga acceso a hierba gatera. Ambos productos lo encontrarás en tiendas de animales, y le serán muy útiles para evitar las bolas de pelo. También es importante cepillarlo a diario para eliminar el pelo que sobre, y así intentar que no acaben los muebles llenos.

Si sale al exterior, no te olvides de ponerle algún antiparasitario, pues ahora es, lamentablemente, la época favorita de pulgas y garrapatas.

¿Tienes dudas? Ponte en contacto con nosotros.


Escribe un comentario