Cuidados de un Gato Cachorro


El día que decidimos tener en casa un gatito, sobretodo si se encuentra cachorro, hemos decidido responsabilizarnos de un ser vivo que requiere unos cuidados básicos para poder vivir de manera adecuada y desarrollarse normalmente. Es importante que le procuremos mucho cuidado y atención, para que logremos que se acostumbre a vivir con nosotros y que se sienta cómodo en su nuevo hogar.

Al comienzo, cuando llega a casa, para evitar que nuestro nuevo amiguito se empiece a poner nervioso, es importante que tratemos que su llegada se produzca sin sobresaltos, debemos estar muy tranquilos y evitar que el gato pase de mano en mano por toda la familia.  Es vital, que desde la primera noche en casa, pongamos al gatito a dormir en su cesta, o en el lugar que hayamos designado para él, ya que si empezamos a dormir con él en la cama, será muy difícil después acostumbrarlo a dormir solo. Lo ideal para el animalito, será un lugar, no tan aislado de nuestro lado, pero tampoco tan cerca para tratar que vaya adquiriendo independencia a la hora de dormir.

De igual manera, es necesario llevarlo cuando antes donde un veterinario para que sea desparasitado, sobretodo si ha sido un gato abandonado o que hemos recogido de la calle. También, el veterinario deberá realizarle un chequeo general, para examinar su salud  y para comenzar con las vacunas necesarias para protegerlo de ciertas enfermedades como la rabia o la panleucopeina felina.

Si tienes dudas con su alimentación, puedes preguntarle al médico, para que te recomiende un tipo de alimento especifico de acuerdo a su raza y a su edad, para que puedas darles las vitaminas y minerales que necesita.  Si prefieres darle alimentos naturales, puedes optar por alimentarlo con leche tibia, y carne y a demás complementar su dieta con pescado, yogurt y atún en lata.


Escribe un comentario