Cuidados de las Patas de nuestro Gato


Al igual que nosotros los seres humanos, que tratamos de cuidar al máximo nuestros pies y nuestras manos, también es importante que cuidemos las patitas de nuestro gato. No podemos olvidarnos nunca, en el cuidado diario de nuestras mascotas, de las almohadillas en sus patas, ya que podrían infectarse y convertirse en un problema y una molestia para nuestro amiguito.

Por este motivo, es importante dedicarles unos cuantos minutos después de haber salido a caminar con ellos, y aplicarles un poco de aceite de almendras para evitar la resequedad y la aparición de grietas y heridas. El aceite de almendras hidratará la piel y evitará la aparición de cualquiera de los problemas antes mencionados. Cabe destacar, que al aplicar este aceite tenemos que ser muy cuidosos ya que en las almohadillas se encuentran muchas terminaciones por lo que nuestro animalito podría ponerse nervioso si la revisamos o masajeamos.

Debemos prestarle mucha atención a nuestro animalito cuando cojea, y revisar sus patitas para saber exactamente qué es lo que les está molestando. Debemos presionar suavemente las almohadillas y alrededor de las mismas. Debes presionar suavemente, ya que si el dolor es muy intenso, nuestro gato podría molestarse y mostrarse agresivo.

Si llegase a existir una lesión, podría haber sido producida por una astilla, vidrios o quemaduras. Además que tu animalito podría empezar a cojear, también podría empezar a lamerse y morderse excesivamente, por lo que es importante que lo llevemos de inmediato donde un veterinario para evitar que se produzcan ulceras en esa zona por el contacto con la saliva y los dientes.


Escribe un comentario