Cuando mi gato no quiere usar su caja de arena

Una de las ventajas de tener gatos en casa, es que no tenemos que sacarlos constantemente para que hagan sus necesidades, ya que ellos desde pequeños pueden acostumbrarse a utilizar una caja de arena. Pero, ¿qué sucede cuando el animalito no se adapta a la caja de arena y simplemente no quiere utilizarla?

Aunque los gatitos pueden desarrollar algún tipo de preferencias por el material que ponemos en su caja de arena por ejemplo para orinar, para depositar la materia fecal o simplemente para hacer ambos, usualmente suele ser más común que hagan ambas en la arena, aunque pueden haber casos particulares, en los que orinen dentro de la bandeja y dejen sus heces afuera a un lado de esta.

Es importante que tengas en cuenta que, los gatos prefieren sustratos de textura muy suave, es por esto que la mayoría de cajas tienen arena, ya que esta es una excelente opción. De igual manera, se ha comprobado científicamente que los gatos de pelo largo suelen ser más complicados en cuanto al sustrato de la caja que aquellos gatos de pelo corto.

También es importante que recuerdes que cuando convives con muchos animalitos, tu gato puede no hacer sus necesidades dentro de la caja, porque tiene problemas para ubicarla. Puede suceder que para hacer sus necesidades dentro de esta bandeja, necesitan sentirse protegidos de cualquier tipo de distracciones o ataques de los otros animales. Es por este motivo que en caso de haber problemas, conflictos o peleas entre todos los animales, el animalito que es agredido dejará de utilizar la caja de arena y comenzará a hacer sus necesidades en las macetas, detrás de ellas, o debajo de los muebles.


Escribe un comentario